fbpx

El refinanciamiento es un proceso donde puede haber un poco de tensión, pero no debes tener miedo, no se trata de un crimen. Estamos hablando de un nuevo acuerdo donde tú y el banco deben acordar nuevos términos.

Si quieres saber más sobre este tema tan importante dentro del mundo de las inversiones inmobiliarias, te invitamos a leer el siguiente apartado que hemos diseñado especialmente para ti.

¿Qué es el refinanciamiento?

El refinanciamiento es un concepto que todo inversionista de bienes raíces debe manejar, ya que eventualmente es un factor que determinará el éxito de tu inversión.

En este sentido, estamos hablando de un proceso que consiste en reemplazar un crédito hipotecario por un préstamo nuevo con el objetivo de pagar la deuda anterior.

Por consecuencia, el nuevo crédito debe contar con mejores beneficios, de lo contario el refinanciamiento no existirá o no tendrá sentido.

Pero veámoslo un poco más a profundidad. En el mundo inmobiliario el refinanciamiento sirve como una estrategia para obtener mejores tasas de interés que las que tenía el crédito anterior.

Pero ¿Qué pasa cuando refinanciamos? En primer lugar se debe acudir al banco y acordar el nuevo préstamo. Una vez logrado y respetado todos los acuerdos, se reinicia el periodo de tiempo que tomará pagar el crédito.

El objetivo es conseguir una menor tasa de interés y con ello una mejor rentabilidad, para ello es importante tener experiencia, asesoramiento y capacidad financiera.

Ventajas del refinanciamiento

Haber alcanzado un refinanciamiento con el banco ya supone un éxito, sin embargo con los conocimientos correctos se pueden aprovechar múltiples ventajas, como por ejemplo:

  • Reduce el monto total pagado: al reducir la tasa de interés y la estructura de la amortización de la deuda.
  • Impacta sobre el flujo de efectivo: el nuevo crédito supone un nuevo pago mensual, el cual en la mayoría de los casos tiende a disminuir y por consecuencia resulta un flujo de caja mucho más fácil de administrar. En otras palabras, ingresa más dinero, con el cual se pueden atender otros gastos.
  • Es posible reducir el tiempo de la hipoteca: el refinanciamiento permite cambiar un préstamo de 20 años y reemplazarlo por uno de 10 años, pero la ventaja se encuentra es sobre el hecho de que dicho crédito puede acordarse a una tasa de interés más baja.
  • Oportunidad de consolidar un solo préstamo: en el caso de que seas inversionista de varias propiedades o hipotecas, con el refinanciamiento es posible convertir todo el conjunto de deudas en un solo crédito hipotecario, consiguiendo una mejor tasa de interés y disminuyendo gastos innecesarios.
  • Cambiar el tipo de tasa: esta renegociación permite modificar, por ejemplo, un crédito con tasa variable a uno con tasa fija o viceversa. Entendiendo que el inversionista optará por el tipo de tasa que le entregue mayores beneficios.

Optar por un refinanciamiento se traduce en un nuevo comienzo, pero, a la hora de acordar nuevos términos de pagos es importante considerar todos los factores clave.

Para los inversionistas, el refinanciamiento permite mejorar la rentabilidad de sus inversiones y generar flujo de caja adicional para continuar invirtiendo. Conoce opciones de inversión en www.propinvest.com.pe

propinvestlogo

Inicia sesión

¿No tienes cuenta? Regístrate

Invierte en inmuebles y haz que se paguen solos

propinvestlogo
check_circle_outline-black

Gracias por registrarte

Recibirás actualizaciones de las mejores prácticas de inversion y las últimas tendencias del mercado

Invierte en inmuebles y haz que se paguen solos

propinvestlogo

Crea tu cuenta

¿Ya tienes cuenta?

Invierte en inmuebles y haz que se paguen solos

propinvestlogo
check_circle_outline-black

Gracias por registrarte

Recibirás actualizaciones de las mejores prácticas de inversion y las últimas tendencias del mercado

Invierte en inmuebles y haz que se paguen solos